Chon se refugia en los brazos del nuevo médico de Nemo