Nemo renace de sus cenizas y le declara la guerra los mexicanos: "Quée comience la fiesta"