David se construye un brazo con piezas de LEGO y su historia inspira al mundo entero