Dos hermanos sacan los trapos sucios familiares: una herencia poco equilibrada les separó durante 13 años