La organizadora de la boda donde el novio tenía coronavirus y 170 invitados están en cuarentena asegura que se siguieron las medidas de seguridad