Las calles de Madrid, vacías por el coronavirus