Casimiro, el policía que disparó contra los ladrones en su casa, condenado a dos años y medio de cárcel