Las claves de la vuelta a la normalidad: aforo limitado, distintos horarios de entrada al trabajo y transporte público al cien por cien