Las consecuencias indirectas del covid: pacientes crónicos o con infartos que no se atreven a ir al hospital y empeoran