El covid aplaza las cirugías no urgentes: “Un paciente con una hernia inguinal puede esperar uno o dos años”