Las consecuencias del coronavirus: tras la crisis habrá 700.000 pobres más