La letra pequeña de los ERTE: la garantía de empleo de seis meses se reduce a tres