8.800 personas han sido detenidas durante el estado de alarma por delitos de violencia de género