Guillermo, el niño que saca brillo al parqué patinando: se ha hecho famoso por sus piruetas