Una lotera intenta quedarse con el décimo de un cliente premiado con 16.000 euros