Los motivos de las medidas: para proteger a los mayores y no saturar la Sanidad