“Hay que mirar las heces”: dime cómo son y te diré qué estado de salud tienes