Pablo M. Díez, sobre el monitor de los niños de Tailandia: “Tiene 25 años, ha sido monje budista y es muy querido en el colegio”