Los Reyes saludan a los habitantes de Arganda, municipio azotado por las grandes riadas