Los 'robos del hambre' aumentan durante la desescalada por la desesperación de muchas familias