Almeida no puede decirle que no a Sonsoles Ónega: “Si usted me dice “te espero”, yo aguanto”