El lugar donde falleció Álex Casademunt es un punto negro de las carreteras españolas