El terrible testimonio de dos trabajadoras de la residencia de Las Rozas, sobre los fallecidos: “No había sitio dónde dejarlos y se pasa muy mal”