El testimonio de la mujer cuya denuncia ha hecho que el Supremo varíe su criterio sobre los abusos sexuales