Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberto, a Blanca: "Los Reyes están muy cabreados con tu familia"

A pesar del desencuentro que tuvieron el primer día, el cariño que sienten por Don Leandro y la frustración que les provoca verse distanciados de él les ha unido firmemente. En sus paseos por los prados de la finca, Blanca ha podido saber que desde la Casa Real están muy descontentos con el espectáculo que ella, sus hermanos y su padre han dado sentándose de plató en plató.

Blanca y Liberto están acercando posiciones. El tema que en el pasado les enfrentó es ahora el que les une. Leandro de Borbón, padre de ella y ex jefe de él, centra sus temas de conversación. Liberto (o ‘José’, como Blanca le llama), en sus paseos por los prados de la finca, se está encargando de ponerle al día de los vaivenes del noble.
Según ha contado el experto en protocolo, los Reyes de España estarían muy molestos con el espectáculo que Blanca, sus hermanos y su padre han dado por los platós de televisión hablando de sus enfrentamientos. Ella, que pensaba que los monarcas tenían en estima a su familia, se ha sorprendido al conocer que desde la Casa Real le echaron un rapapolvo a López de la Franca: “La bronca que aguanté no la había tenido en mi vida”.
Aunque Blanca ha hecho hincapié en este tema porque sentía mucha curiosidad por saber por qué motivo fue convocado en La Zarzuela cuando era el Jefe de la casa de su padre, él ha evitado una respuesta alegando que es algo de lo que no puede hablar si no es “fuera de cámaras”, pero ha confesado que se debió a una importante llamada de atención.
López de la Franca ha reconocido que si durante la temporada que él estuvo trabajando para él, Leandro se mantuvo alejado de los platós fue por una orden que le dieron desde ‘un poco más arriba’: la de tutelarlo y moderarlo.
Siempre se ha criticado que sus disputas han tenido un denominador común: el dinero de las herencias. Liberto le ha confesado a Blanca que Leandro de Borbón recibió mil millones de pesetas, que pidió a través de su abogado, seis meses después de su inscripción como hijo de Alfonso XIII.
Blanca desconocía muchos detalles sobre las riquezas de su padre, pero lo que más le atormenta es no saber qué es lo que se interpone entre ellos que imposibilita una reconciliación. “Mi padre no es libre para relacionarse con nosotros, ¿verdad José?”, le ha comentado intrigada, a lo que Liberto le ha comentado que su padre es la "marioneta" de un poder superior.
Ella tiene bastante claro que el culpable del distanciamiento es Leandro, su hermanastro. “¿Por qué nos tiene tanto asco si prácticamente ni le conocemos?”, ha preguntado, y culpando a la influencia de su madrastra, a la que ha criticado en más de una ocasión, Liberto le ha contestado con voz preocupada: “Yo no había visto en mi vida tanta maldad como la de tu hermanastro. Es peor que su madre”.
Y aunque el tema de las herencia parecía estar zanjado porque el testamento está a nombre de ‘Leandro hijo’, Liberto ha confesado que sus problemas con el pequeño de la familia comenzaron precisamente en la firma del documento: “Por recomendarle a tu padre que fuera generoso, no solamente con vosotros si no con Don Juan Carlos y Doña Sofía, dejándoles algún gesto, como un anillo, tu hermano me echó la cruz. Ahí el que manda y dispone es él”.
Blanca, ilusionada, le ha comentado a su nuevo confidente en la granja que hay rumores que dicen que cuando ella salga de ‘Acorralados’ habrá algún reencuentro con Don Leandro en un plató. “Ojalá sea así, yo lo celebraré”, ha contestado López de la Franca, aunque ella ha insinuado con un gesto que si su padre lo hace será por dinero.