¡Milagro! El Padre Ángel consigue que un paralítico vuelva a caminar

Lo mejor del capítulo T01xC08 de 'Aquí Paz y después Gloria'

La homilía del día trabata, nada más y nada menos, que de los milagros. El Padre Ángel, con su particular discurso hablaba del tema cuando un feligrés que estaba sentado en una silla de ruedas se levantaba tras un perro que le había robado la cartera. Los presentes no dudaban sobre lo que acababa de suceder: ¡milagro! y el Padre Ángel tenía claro que no iba a dejar escapar la ocasión de aprovecharse ¿en beneficio de la Iglesia o del suyo propio?...

Lo mejor de T01X07: 'Kunf fu Paco'

El padre Ángel organiza una vergonzosa exhibición de falsos monjes Shaolin

Paco ha sido descubierto por Roque, el policía del barrio que le chantajea, y le obliga a meter en la iglesia a un grupo de chinos que están en situación ilegal. Para salir del paso los hace pasar por monjes Shaolin y organiza una exhibición que no convence a casi nadie.

Momentazo

Paz y el padre Ángel, a punto del beso

Con la excusa de que le dolía el hombro, el padre Ángel ha pedido a Paz que le diera un nuevo masaje, pero la situación se le ha ido de las manos y ha estado a punto de besar a su exnovia. Cuando Paz se ha dado cuenta de que estaba a punto de besar a un cura, ha roto el ambiente y puede que también el hombro del párroco.

Lo mejor de T01xC05: ‘Dream team’

¿Quién es?

El Destripador de Muxía, un tipo con gancho

Remi reaparece e idea un plan para secuestrar al Padre Ángel (Paco) y que confiese donde esconde el dinero. Para ello cuenta con la ayuda del Destripador de Muxía, “un tipo con gancho”, cómo lo define la propia Remi.

¿Cuándo verlo?

Todos los miércoles, a las 22.30 horas

Dos hermanos gemelos y una rocambolesca suplantación de identidad.

Momentazos

Dos rodaballos

Paco y Ángel, idénticos.

Si te gusta la serie, síguela

Publicidad

Lo mejor del capítulo T01xC02

Unas 'conejitas' y una herencia

Paco tiene que seguir pasándose por su hermano gemelo y se enfrenta a su primer funeral. El fallecido, dueño del club ‘El conejito feliz’, dona a la Iglesia parte de su misteriosa herencia que les trae más de un problema.

mostrar

Publicidad