Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Becari@s' y el arte de la guerra en Internet

Diego, Rocío y WillyTELECINCO.ES
La idea original es caleidoscópica. Diego Larrinaga y yo formamos un equipo de reporteros de MiTele desde hace un año. Nos entusiasma la ficción y los nuevos contenidos interneteros. Riccardo Marino (Jefe Formatos y Productos Multimedia) tenía en la cabeza hacer algo novedoso y venía macerando la idea de crear una short movie para Internet. Una idea que desembocó en una parodia sobre los becarios y sus infinitos problemas. 
Así que un día nos colamos en un plató de aquí de Telecinco e hicimos un ensayo a las órdenes del realizador Carlos Ginesta, un friki de mucho cuidado que nos enseñó a plantarnos delante de la cámara. Montamos el resultado y nos sorprendió a todos. ¡Estaba decentemente bien! Entonces decidimos usarlo como capítulo piloto. Y funcionó. Nos dieron el OK y empezamos a hacer capítulos, uno por semana al principio. La audiencia en Internet es infiel casi por naturaleza, así que el reto era importante.
Los guiones los escribíamos nosotros mismos, luego actuábamos y nos lo tomábamos como una aventura divertida. La tele generalista hizo una promo y el estreno de la serie lo cubrieron un montón de medios, sobre todo escritos y digitales. Empezaba el vértigo.
Inflexión
El producto comenzó a funcionar y llegó otro reto: nos pidieron estrenar dos capítulos por semana. Y el canal de TDT estaba interesado en emitirlo en prime time. Increíble pero cierto. En paralelo, nos llegaban cientos de currículos para participar en la serie. Había que dar el callo con lo puesto. Factoría de Ficción Telecinco
Y a eso nos hemos dedicado. A pasarlo bien, haciendo un humor muy particular con pocos medios pero mucha naturalidad, nuestra principal virtud en todos los aspectos. Tensión, cachondeo, altibajos, esfuerzo, ilusión...para acabar una primera temporada con nada menos que 32 capítulos. En principio se planificaron 15. Si no lo veo no lo creo. Y la temporada que viene, con sorpresas y ajustes estructurales, vamos a por más (y mejor). Nos vemos en la red.