Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

17 de marzo (23.30-4.00) Nico y Ainhoa cada día más aislados

Tomás Blanco.
23.30 h: Buenas noches a todos. Empezamos.
23.40 h: Chiki está acostada en el sofá del salón, en silencio. De fondo, fuera de plano se escucha a Orlando corriendo en el andador.
23.50 h: Lo que a Orlando menos le gusta de Chiki es que: "pegas muchos bandazos. Unas veces piensa unas cosas y luego cambias".
"¿Yo?", dice Chiki extrañada.
Parece que la muchacha todavía no se ha dado cuenta.
Orlando le insta a reflexionar antes de hablar, pero resulta que ella: "ya lo hago".
¿Quién lo diría?
Esta conversación ocurre porque Chiki le pregunta a Orlando cosas como ¿Qué no te gusta de mí? ¿Qué cambiarías de mí?
Si esto les ocurre alguna vez, amigos, escaquéense. De inmediato. Las posibilidades de que se termine discutiendo no son altísimas, son todas.
Orlando intenta no ofender, pero dice las cosas. Cambiaría el genio de Chiki, que se enfada fácilmente: "conmigo nunca, pero cuando hay alguien que no puedes ver, se te nota". Añade que si alguien se acerca para hacerse una foto y darle un par de besos a Chiki y ella contesta: "no que estoy cansada, pues te vas creando enemistades por ahí. Que te ha pasado mucho el último año". "¿El último año?", dice Chiki. Orlando ilustra el problema: él lo sabe porque él ha ido a bolos en locales por dónde ya había pasado Chiki.
0.00 h: Nico se acerca a Orlando, que sigue corriendo en la máquina. Le pide consejos sobre ejercicios para bajar tripa.
0.10 h: Orlando sigue corriendo. Nico le prepara a Ainhoa masa para hacer creps. Nico sigue hablando de comida y de engordar. Ainhoa también ha engordado, pero "eso echas cuatro polvos con tu novio y se te quita", dice Nico. "Pero no digas eso, que me están viendo mi madre y mi abuela". Añade, dirigiéndose a las citadas: "No le hagáis caso, que yo no hago esas cosas".
0.20 h: Ainhoa y Nico cantan y cotorrean mientras cocinan. Tranquilidad total. Cocinan. Poco que contar. Ya no oigo a Orlando correr en la máquina.
0.30 h: Ana critica a Nico en el jardín. Cuenta la bronca a cuenta de la tortilla española que Ana cocinaba y que terminó con Ana tirando una cazuela. Se lo cuenta a Silvia. Dice: "yo no sé qué vídeos han puesto, pero eso fue lo que paso". Lo que pasó, según Ana, es que Nico había roto 4 huevos una vez, y va ella, cocina, se le cae un huevo y Nico le monta el numero.
En el salón, lo mismo. Nico critica al personal porque él quiere pasárselo bien, pero "como la gente va a lo que va", pues no es posible.
0.40 h: Ainhoa y Nico tienen dudas sobre la prueba y deciden ir a preguntar al confesionario.
Corte al dormitorio azul. Las luces apagadas y alguien durmiendo, supongo que Raquel.
Corte a la sala del ordenador. Chiki escribiendo.
Ana parada en la puerta del confesionario. Disimula ajustándose la correa de la petaca del micrófono, pero lo que está haciendo es escuchar qué están diciendo Nico y Ainhoa en el confesionario. Eso sí, ella escucha con buen corazón, amigos, es bien sabido que no tiene malicia alguna. Lo intenta, pero no debe de escuchar bien, así que avanza por el pasillo de puntillas hasta el dormitorio azul. Entra en el baño, a ver si se escucha mejor desde allí.
0.50 h: Carrusel.
Las luces también están apagadas en el dormitorio colorao. Jorge y Pepe dormidos.
Ana, Chiki y Gema subiendo fotos a los blogs.
Nico y Ainhoa fumando en la puerta del jardín.
Vuelta al dormitorio colorao.
1.00 h: Nico y Ainhoa en la cocina. Ainhoa no ha tenido suficiente con los creps y ahora come yogures con cereales. Esto explica por qué han repartido la comida en parejas (para que sepamos de qué pie cojea cada uno, dijo Pepe esta tarde).
1.10 h: Nico, Ainhoa y Orlando hablando en el salón. Hablan de comida y de qué cocinar mañana, pero están mayormente en silencio.
1.20 h: Ana y Gema fuman en el jardín. Gema canta la sintonía de los Ewoks.
Gema se termina el cigarro y se van.
Sale Chiki. Ana aprovecha para meterse con Nico. "No quiero hablar de esa gente, paso de nombrarlos, porque es darle protagonismo. Son unos fal-sos", dice Chiki.
Ana le da la razón pero de aquella manera: "Es verdad, es verdad (que no hay que hablar de Nico y Ainhoa), pero ¿qué te ha dicho?".
Échame trigo y llámame gorrión, diría mi Señor Padre.
Raquel le ha dicho a Ana (según Ana) que estando en la sala de expulsiones Ana-Chiki, Nico-Ainhoa, no sabría a quién salvar "porque Nico me hace mucha falta aquí". Cuando termina de contarlo, Ana se ríe con cinismo: no se lo cree. Chiki tampco: es estrategia.
1.30 h: Chiki y Ana siguen despellejando. Lugares comunes. Lugares comunes en sentido literal: arrieritos somos, dime con quién andas, recoges lo que siembras...
Orlando y Gema en la cocina. Orlando ha escuchado, mientras corría, a Ainhoa contar que "están solos, que solo te tengo a ti (Ainhoa a Nico)". "Me ha jodido un huevo", dice. A ratos me habla, a ratos no me habla, dice Orlando, que añade: "no me fío nada". Cree que Nico y Ainhoa han optado por ir de víctimas.
Gema está de acuerdo.
1.40 h: A Ana le gustan los "cojones" de la gente que "llora delante de todo el mundo", porque "llorar es lo más humano que hay". También sacarse los mocos y cortarse las uñas de los pies es muy humano, pero que algo sea muy humano no implica que a todos humanos les guste verlo. Aunque el porno emocional (el porno, en general) cuenta con muchos y entusiastas seguidores.
El caso es que se refiere a algún concursante, pero no sé a quién.
En la cocina, Orlando y Gema recogiendo. Siguen con el mismo tema. Orlando se va al confesionario. Gema se queda sola en la cocina.
1.55 h: Gema, Ana y Chiki de intercambio psíquico en el sofá del jardín. El proceso es el de todo intercambio psíquico de despelleje. Consta de 5 pasos:
1. Se comenta una acción (o sucesión de acciones) realizada por una persona (o grupo de personas).
En este caso, Gema cuenta lo que le ha dicho antes Orlando: Ainhoa va diciendo que Nico y ella están solos y no tienen a nadie, cuando no es cierto, porque, según Gema, ella habla con Ainhoa todos los días.
Por extraño que parezca, la acción en sí no es importante; es circunstancial. Tampoco será importante sacar alguna conclusión, aprendizaje, medidas a tomar, o comportamientos a seguir. Lo importante son las emociones que se derivan:
2. Se comentan las emociones que la acción les ha producido (me he sentido mal, traicionada, dolida, engañada...) porque (a) da gustico y (b) los interlocutores, invariablemente, te entenderán, compartirán tus emociones, te darán la razón. Que te pasarán la mano por el lomo, vaya (más gustico).
3. Se hacen especulaciones indemostrables y subjetivas (que dicen más del juez que del juzgado, porque todo movimiento nos delata, decía Montaigne), sobre los motivos que han llevado al personaje a realizar la acción. En este punto, el interlocutor podrá aportar sus propias teorías, siempre y cuando estén de acuerdo y/o aumenten el sentimiento establecido en el punto 2. De esta manera, se puede volver al gustico, que es lo que mola:
4. Se hacen juicios de valor sobre dichas motivaciones indemostrables y subjetivas, para devolver la emoción negativa que te produjo el personaje con su acción: es malo, es falso, es mentiroso, es egoísta... (el gustico). Como en el punto 2, todo participante de un intercambio psíquico que se precie, te dará invariablemente la razón y comprenderá y compartirá tus sentimientos (más gustico).
5. Repetir.
En este caso, sería:
1. Ainhoa dice que está sola cuando yo he estado mucho con ella.
2. Me siento defraudada por Ainhoa (el interlocutor te comprenderá y te dará la razón).
3. Ainhoa "lo hace por interés, porque está concursando"... porque su madre le hacía trenzas demasiado tirantes, porque era fan de Candy Candy, porque su padre no fue a verla a la función de fin de curso, porque una vez se quedó encerrada en un ascensor, o porque trabajar en Llama y Gana agría el carácter. En total: porque el mundo la hizo así.
4. Por lo tanto, Ainhoa es una falsa (el interlocutor te comprenderá y te dará la razón).
5. Repetir.
La conversación se terminará cuando todas las frases han sido ya dichas por todos los participantes en la conversación y no se pueda seguir, como cuando empatas al 3 en raya.
En tal caso, se vuelve a iniciar el proceso cambiando la acción del punto 1. En el caso que nos ocupa, sería: Nico no te deja ayudarle en la cocina y luego se queja de que cocina él siempre.
Y así, sucesivamente.
Bien, pues eso es lo que está pasando.
2.00 h: Ainhoa en la sala del ordenador.
2.30 h: Todos dormidos en el dormitorio colorao.
3.00 h: Sin novedad.
4.00 h: Todos dormidos.
Gran Hermano 24h. volverá mañana a las 8.30 con José Viruete. Buenas noches.