Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

25 de marzo (23.30-4.00)

Tomás Blanco.
23.30 h: Buenas noches a todos. Empezamos.
23.40 h: Tenemos fiesta. Los muchachos están a la mesa y hablan del crecimiento económico de Brasil. Pepe tiene una teoría: muchos de los jugadores de fútbol extranjeros que vienen a la liga española, se quedan. Todos, menos los brasileños. Por algo será, dice Pepe, que parece conocer Río más que bien.
23.50 h: Ainhoa, Nico y Jorge sentados a la mesa. Ainhoa mira a Jorge y Nico soltar tópicos sobre cualquier cosa. Desde países hasta morir con dignidad, pasando por el derecho de pernada.
0.00 h: Jorge da una conferencia sobra la historia de Ponferrada, sus gentes y costumbres.
0.10 h: Conversación sobre la evolución humana. Por ejemplo: Nico sostiene que el hombre dejó de ser tan violento cuando empezó a cocinar la comida, "por eso el hombre de neanderthal era tan violento".
0.20 h: "Siento ser portador de malas noticias, Silvia, pero el mundo está muy mal", dice Jorge. "Sí, pero es por nuestra culpa", por "el egoísmo y la avaricia", dice Silvia. Nico aprovecha para hablar de sus cosas de ecología y animales.
Mira que no me gusta empezar con el whisky tan pronto, pero es mejor así.
0.30 h: Pues hay poca fiesta. Ya han cortado la música y sólo Nico, Jorge y Silvia están sentados a la mesa.
0.40 h: Raquel leyendo una revista en el dormitorio azul.
Jorge y Ainhoa charlando en la cocina. Ni rastro de Pepe.
0.50 h: Jorge y Ainhoa hablan de salir al exterior. Él cree que un par de días después estará "poniendo copas otra vez". Pepe reaparece.
1.00 h: Pues todos menos Silvia sentados a la mesa de la cocina. Charlando de esto y de aquello como amiguetes.
1.10 h: Silvia ya está acostada en el dormitorio colorao. Lee una revista.
1.25 h: Silvia acostada.
Corte a la cocina. Nico, Pepe y Raquel sentados en silencio.
1.45 h: Al parecer, en algún momento del día, han jugado a elegir que animal describe mejor a cada concursante. Pepe no lo puede contar: "porque es secreto de confesión", pero asegura que el animal que Raquel ha elegido para Ainhoa es mejor. Pero, en general, permanecen en silencio y escuchan la música. "Qué fiestón",dice Pepe. Ainhoa lo ve así: "Si Nico y yo no hablamos no hay fiesta".
1.55 h: Ainhoa quiere bailar, pero nadie se anima y se hace (esta vez) la protestona. Se levanta y sale a fumar al jardín envuelta en una manta. Pepe está ceñudo y pensativo.
2.00 h: Ya van varias veces que Pepe vacila a Raquel llamándola "súper suplente", pero no sé a qué se refiere.
2.10 h: Se ponen a hablar de casting y el realizador corta al baño. Raquel se está limpiando la cara.
Cortan la música.
2.20 h: Pues estaba resumiendo la conversación que están teniendo Pepe y Ainhoa cuando Pepe lo hace por mí: cuenta la fábula de la rana y el escorpión para definir a Ainhoa. Una rana va a cruzar el río y se encuentra a un escorpión. El escorpión le pide a la rana que le ayude a cruzar, pero la rana se niega: cree que el escorpión le picará. El escorpión replica diciendo que si la pica se hundirán y morirán los dos. La rana accede. A mitad de camino, el escorpión pica a la rana. La rana pregunta: "¿Porqué lo has hecho? Vamos a morir los dos". El escorpión responde: "porque soy un escorpión".
2.30 h: Pepe confiesa que ha habido un momento hoy en el que "no podía más". Ha pensado meterse en la habitación y salir dentro de cuatro días y "si al público le parece bien, bien y si no a quién Dios se la dé, San Pedro se la bendiga". Ainhoa quiere saber si es a causa de ella y su pareja, pero Pepe le asegura que no. Lo que le pasa a Pepe es que: "Estamos dónde estamos y quedan las habas que quedan".
Ainhoa hace lo esperado: quedan cuatro días, no te preocupes... Pero Pepe no lo ve así, lo ve con lógica: "¿Cómo que no me preocupe? Este es el momento de preocuparse por todo". Además, sigue Pepe, "vosotros (Nico y Ainhoa) sois, de alguna manera, nuestra apuesta personal".
El realizador corta al dormitorio colorao. Ya me extrañaba a mí.
2.50 h: Volvemos al salón. Qué susto me he dao. Pepe y Ainhoa hablando. Pepe sigue un poco quemado. Hablan sobre la prueba. A Pepe pasar la prueba el último día de concurso se la trae al pairo y espera que los demás bajen la intensidad.
Pepe sigue dando consejos estratégicos a Ainhoa, los mismos de siempre; básicamente quiere que se controle y que aprenda a darle importancia a las cosas importantes.
Ainhoa presenta dificultades insólitas para entender a Pepe y eso que Pepe se explica con manzanas. La muchacha llega a decir que Pepe no la entiende porque: "soy una chica".
Bueno, pues no sé muy bien cómo, he perdido casi todo el texto. Así que voy a tener que resumir.
Ainhoa hablaba de lo maja y simpática y "fácil que soy para convivir". Asegura que sus compañeros y ex-compañeros de piso coinciden en lo fácil que es convivir con ella. Pepe contraataca diciendo que eso se debe a que no están compitiendo por salir el último. Ainhoa repone que siempre ha salido la última de todos sus pisos de alquiler, porque las analogías se le complican. Ainhoa piensa que si no se le falta al respeto y no se la ataca, no hay ningún problema para convivir con ella. Lo que no dice es que hay personas que tienen un respeto tal que se les falta a la mínima.
Después han hablado de sus familias. Bueno, Ainhoa ha hablado de su familia, uno de sus temas favoritos. Que si se parece a su padre en unas cosas y a su madre en otras y lugares comunes del mismo corte. Eso sí, asegura que de todos sus hermanos, ella es la más fea. Seguro que por eso es tan simpática, amigos.
Luego unos cuantos lugares comunes más sobre la belleza: el físico no es importante, etc. Ainhoa se ve guapa, pero no tanto. Se ve mona, vamos a decir. No se cuida mucho, pero se arregla y se saca partido.
Ainhoa está juguetona y tontea con frases y giros de adolescente. Pepe está distraído, como pensando en otra cosa y un poco melodramático. Escucha el monólogo de Ainhoa e interviene de vez en cuando, en modo irónico, eso sí: "a pesar de lo fea que eres, te he cogido cariño". O cuando Ainhoa dice que es mona, Pepe contesta: "sí, cuando se te conoce".
Minipunto.
Pepe vacila un poco a Ainhoa: las primeras semanas le tuvo "como una vela". Y sigue en modo irónico un rato más. Pero después asegura que esa semana fue la peor suya en la casa y la mejor de Nico y Ainhoa. Pepe cree que mucha gente confundió esta actitud de "orejas gachas" con debilidad, pero cree que la bronca a cuenta de la prueba de las bicicletas voladoras en la esfera de la muerte fue lo que cambió "el equilibrio".
Luego hablaron de perros y de los "perfectos" y los "auténticos". O primero de los "pefectos" y "auténticos" y después de perros, ya no estoy seguro. Pero como los perros no concursan (todavía), hablemos de los perfectos y auténticos porque Pepe no siente que dé el perfil para estos tipos de concursantes. Es más, se ve mejor entre los "hijos de puta" y piensa disertar sobre el asunto en su post de mañana, que titulará: "ni auténticos ni perfectos". Ainhoa, por supuesto, se considera entre "los auténticos". Pepe le da la razón, actitud que tratándose de Ainhoa es muy conveniente, aunque le echa valor y asegura que no entiende el comportamiento de los auténticos (Nico-Ainhoa).
10 minutos en el dormitorio y volvemos a la cocina, justo cuando Ainhoa se iba a dormir. Casualidad.
Pepe se queda solo. Pica algo y friega los platos.
Bueno, creo que no me he dejado mucho.
Gran Hermano 24h volverá a las 8.30 con José Viruete. Buenas noches.