28 de octubre (23.30-4.00) Ratas Vs. Concursantes. Ganan las ratas.

  • Etiquetas:

Tomás Blanco.

23.30 h: Buenas noches a todos. Empezamos.

23.40 h: Todos los concursantes están sentados en el jardín, en silencio o cuchicheando, mirando al frente, incorporándose en sus asientos para ver mejor.
Desconcierto.
No he bebido nada (todavía). De verdad.

Desconcierto

23.45 h: ¡Ahhh! Vale, vale. Hay una rata en el jardín, han ideado una trampa y están todos en cónclave a ver si funciona.
De momento, la rata es más lista que los muchachos.

La rata

Rectifico: Hay dos ratas y las dos son más listas que los concursantes. Y eso que nuestros queridos muchachos están por encima de la media.
Las ratas se esconden en los maceteros, entran en la trampa, se ponen ciegas y vuelven a las macetas.

23.45 h: Los 11 cerebros humanos debaten arduamente sobre variopintas tácticas de predación y tipos de cebos.
Las ratas siguen ganando: ya se han comido todas las migas.
Arturo se pone en modo homo-erectus, se acerca a la trampa, aparece una rata y se pone a pegar botes. Por el estilo confuso, no puedo determinar si trata de huir o de pisarla. En cualquier caso, la rata se escapa y Natalis se descojona.

23.46 h: Natalis se sigue descojonando de los concursantes.

23.47 h: Natalis se descojona de los concursantes.

23.48 h: Natalis está a punto de perder el conocimiento por falta de aire, pero consigue seguir descojonándose de los concursantes.

23.49 h: Natalis se parte por el eje.

23.50 h: Natalis deja de reírse. No sin esfuerzo. Ángel se esconde en la esquina de la puerta del jardín. Al acecho.
Al acecho

0.00 h: Una calma tensa invade el jardín. El viento deja de soplar y los pájaros vuelven a sus nidos en silencio. Los concursantes aguzan la mirada. Salivan con profusión. Arturo pinta búfalos en el interior de la cueva. A un cámara se le caen los cascos y sus compañeros le miran con reproche. Ángel, ha aplicado la técnica zen de camuflaje y está mimetizado a la perfección con el entorno, esperando su momento. Natalis coge aire, porque presiente que le toca reírse otra vez.
Mientras, Melani se arregla las uñas.
¿Sabes lo que te digo?
Varios concursantes intentan determinar a lo que se enfrentan: "¿Es un mamífero?".
No, es un monstruo.

0.10 h: La rata parda, más grande y temeraria, se aproxima a la trampa. Del palo que sujeta la tapadera hay colgada una cuerda. De la cuerda un trozo de pan.
La rata duda.
Mala señal.
Finalmente se acerca. Rodea el palo considerando sus opciones. Se decide y coge el pan. Tira de la cuerda un par de veces, pero la trampa no salta. Al tercer tirón, la trampa cede y la tapadera cae con fuerza....
La rata se da cuenta y trata de huir, pero tiene un rabo muy largo, así que se detiene, se gira como Indiana Jones para coger su sombrero, dobla el rabo y sale con elegancia. Cuando llega a las macetas, se vuelve, vacilona y les hace una peineta a los concursantes.
Ratas 5, Concursantes 0.

0.20 h: Ángel monta de nuevo la trampa, pero cambia de táctica: se sienta en el sofá más próximo, se arma con un cojín arrojadizo y se cubre con una manta, con la maligna intención de confundirse de nuevo con el medio.
Al acecho.
Es un plan sencillo: cuando la rata entre en la trampa, él tirará el cojín para que se dispare el mecanismo atrapando al animal.
Minutos después vuelve la rata parda, que vive al límite.
Silencio. Una mosca que pasa se congela en el ambiente.
Ángel sigue agazapado. El monstruo mamífero (la rata, se entiende) se acerca a la trampa, pero antes de entrar se incorpora sobre sus cuartos traseros y otea el horizonte. Peligro: no ha visto a Ángel. Ángel está acusando la presión; el enemigo roedor se encuentra ya a menos de un metro y medio del francotirador: el vaivén de la manta delata el peligroso aumento del ritmo cardíaco de Ángel.
No es para menos, amigos.
Ángel practica ejercicios Zen de relajación.
Pasan unos segundos larguísimos. La táctica del maestro Zen funciona y la rata se decide. Entra en la trampa sigilosamente. Se acerca al pan. Olfatea.
Ángel no se precipita y sigue esperando su el mejor momento.
La rata tampoco tiene prisa. Rodea el palo y vuelve a su posición inicial. Se detiene, mira a su alrededor de nuevo. Ha debido de escuchar algo, pero puede tratarse de una maniobra de despiste.
Así es: la rata se incorpora sorpresivamente y trinca el pan con las patas delanteras. Pero Ángel se las sabe todas, amigos. Retira la manta con velocidad infernal y arroja el cojín proyectil de punta hueca con encono mortífero.
Fallo estrepitoso. La rata vuelve a huir.
Natalis se descojona.
La rata también.
Ratas 6, Concursantes 0.

0.30 h: Indhira se aburre y se va a dormir. Este evento distrae al resto de concursantes, especialmente a las mujeres, de natural recolector, que se ponen a debatir sobre la naturaleza de su pelo... volumen, densidad, grosor.
Los hombres, de natural cazador, siguen centrados. Todos menos Ángel, que avergonzado por su fallo, charla con las muchachas.

0.40 h: Definitivamente, la cacería está tocando a su fin. Arturo ha dejado de pintar búfalos en el interior de la cueva y ahora considera hacerse unas crepes. Maricarol le recuerda a Saray que se le está pasando su tiempo de internet.
Con lo bien que habíamos empezado.

0.50 h: Desbandada general.
Se confirma el rumor: las ratas son más listas que los concursantes. Pero no preocuparse, nuestros muchachos tienen un gran futuro testando medicamentos experimentales, claro que sí.
Con lo fácil que hubiese sido atar una cuerda al palito y tirar llegado el momento.

1.00 h: Dejamos a Tatiana (que insiste en matar a la rata sin piedad alguna: "son asquerosas") hablando con Ángel y entramos en la casa. Saray se pavonea de su velocidad al teclado del blog: asegura que no tarda en "escribir 4 líneas ni 20 segundos". No está exagerando: no hay más que leer su blog para comprobarlo. No se pueden escribir más insensateces en menos tiempo.
Arturo se está haciendo las crepes y protesta porque todo el mundo se apunta al carro: "ahí están las crepes. Vengo yo y todo el mundo quiere". Saray le dice que se calle o "te meto una teta en la boca". "En ese caso...", contesta Arturo.
Minipunto.

1.10 h: Saray insiste en convencer al personal, empezando por sí misma, de que mañana se va a poner a dieta, hace bien porque se está poniendo ternesca. Garantiza que tiene mucha fuerza de voluntad. Sufre los primeros 4 días, pero después no le apetece darse "ni medio capricho".
Nadie se lo cree. Dados los antecedentes de la muchacha, no es de extrañar. Y menos si lo dice comiendo crepes a dos carrillos y chupándose la nocilla de los dedos. Además, esos modales suyos, tan refinados, le restan credibilidad.
La dieta de Saray incluye cosas como Nocilla y cereales azucarados.
Descojono general.
Acabo de descubrir que estoy a dieta.
Ella se explica: la nocilla le engorda si se come un bote cada dos días, pero si se come una cucharadita al día, no.
Desojono general.
No especifica si la dieta le permitirá comerse el pienso del loro, pero dale Perico al torno.
Entonces Melani dice: "¿Quieres un poco más (crepes)?". Y Saray contesta: "Sí".
Arturo remata: "Si ya sabemos que cenas poco. El problema es que te levantas dos veces y te pones ciega de galletas".

1.20 h: Ni que decir tiene que Melani está encantada. Las dietas son uno de sus muchos temas de conversación. Y Toscano también, así puede hablar de volumen muscular, porcentaje de grasa corporal y demás variables de tanto interés desde el punto de vista humano.
Pero Saray es más pesada que el cigüeñal de un transatlántico, y no me refiero a sus lorzas. Quiero decir, que da más la chapa que mi portero.
Está desatada
. Ella conoce su propio cuerpo, dice. Es igual que el de su padre, que tiene 58 años. Pero no se refiere a que esté aviejada ni a que tenga cuerpo de maromo, se refiere a que su padre se le ven las abdominales (aunque a ella no se le hayan visto nunca), pero se va de vacaciones y en 15 días coge 7 kilos. Luego vuelve a Ferrol y en una semana pierde 4 kilos.

1.30 h: El Club del Sastre de la habitación azul está considerando invertir en unas tejedoras industriales. En esta ocasión el traje es para Arturo. Los habituales (Gerardo, Ángel y Maricarol) acompañados por Tatiana, recuerdan por enésima vez la bronca y reconciliación de Arturo e Indhira. Cuchichean y hablan al tiempo, así que no me pispo muy bien.
En cualquier caso, volvemos a la cocina. Saray, Hans y Toscano han visto un local ideal para montar una tintorería y se entretienen con una sesión de secado y planchado a Maricarol. Es una cargante, coinciden.

1.40 h: No puede tener una conversación en serio con ella. Es cargante. No es natural. Quiere ser el centro de atención y decir la última palabra. Y eso que ha bajado el nivel.
Saray, corte y confección.
Hans, lavado y planchado.
Toscano hace los recaos.
En el dormitorio azul están confeccionando un precioso vestido con cuello de barco a Indhira. Tatiana, se marca un flashback que ni el Antiguo Testamento. Se remonta a la prueba de la ciudad e imita a Indhira bajando del coche.
Indhira bajando del coche

1.50 h: Tatiana se está gustando. Se repanchinga en el colchón para que "me veáis bien los tres" y empieza por el Mito de la Creación: "La relación empezó en la prueba de la red". Y cuenta la historia. Mira que hay material para contar la historia con algo de gracia, pero le está quedando más aburrido que chuparse un clavo. Entre varias barrabasadas, destacar que Indhira es "rencorosa" y que "cuando bebe se pone cachonda".

2.00 h: P ues hay tela que cortar (nunca mejor dicho) en todas partes. Clubes paralelos y bucles que ni con Pantene Rizos Perfectos. En la cocina, siguen con Maricarol. En el dormitorio colorao están practicando el punto de cruz con alguien que no identifico, y de vuelta en el dormitorio azul, Tatiana sigue disertando sobre las técnicas del pespunte. Monopoliza la conversación de forma alarmante. Gerardo quiere decir algo y le interrumpe cuatro veces, a pesar de que Gerardo pide que le escuche.
Intento empezar con ganas, en serio, pero tanto Club y tanto Intercambio Psíquico me pueden y termino pidiendo la hora.

2.10 h: En el jardín, Saray y Arturo haciendo petí puá. En esta ocasión hablan de Carol. Indhira se pasó con Carol, dice Arturo, que añade: " pero Carol podría haber tenido algo de tacto". Ahí es nada, el melifluo y vaporoso ejemplar pidiendo tacto.
Con un par.
Otras declaraciones de interés: " Indhira prácticamente se ha hecho daño sola".
Saray lo lleva bien. Le hace ver que no es lo mismo estar en GH que en la calle. Que si Arturo protesta por que le llamó de todo, también él ha soltado algunas lindezas.
Aparece Toscano. El muchacho, con esa preocupación endémica por la opinión del exterior, comenta que esta tarde han gritado: "Ángel ganador".

2.20 h: Gerardo, inopinadamente y para negar que la chica que más le gusta es Indhira, sostiene que la que más le gusta es Tatiana. Pero claro, esto es como si te gusta Candy Candy y Chicho Terremoto al mismo tiempo, así que Tatiana no se lo cree. Maricarol y Ángel le desmienten: a ellos les ha dicho que le gusta Indhira y Melani. No le dan bola, Gerardo guiña un ojo y el Maestro Zen le descubre: "No me guiñes el ojo".
Pero nos vamos al jardín. Arturo ahora está contando que le hizo comentarios a Carol que molestaron a Indhira: "me pasé", y eso que "me gusta tratar bien a una mujer", pero él ya le había advertido a Indhira que no se podía pillar y Carol estaba "como un queso".
En el dormitorio azul, Laura, Melani, Indhiray Toscano tratan de aclararse sobre las nominaciones porque andan escasas de motivos.
Melani se la tira a Toscano: "Nomino a tal para devolverle la nominación de la semana pasada". Toscano concede: "Lo entendería perfectamente", pero Melani anuncia que tiene a Toscano en el corazón, que no es rencorosa y que "entonces estaría cayendo en el mismo error".
¿Sabes lo que te digo?

2.30 h: El Club del Sastre Azul se levanta en pleno y se dirigen a la cocina. En el dormitorio colorao Melani sigue haciéndose las uñas y habla con Indhira. Siguen sin saber a quién nominar.
Me aburro. Voy a doparme.

2.40 h: 30 minutos. Melani no se lima las uñas, amigos. Se las esculpe. Conociendo a la pardala, seguramente haya elegido una réplica de El Pensador, de Rodin.
El Club Azul del Sastre sigue practicando el punto festón y el hilván recto. Esta vez en la cocina. Podemos descartar entonces que se trate del entorno. Siguen con Arturo e Indhira. Como Arturo diga algo, Maricarol le va a cantar las 40. El Maestro Zen no tiene que darle su opinión a nadie.

2.50 h: Toca hablar sobre la limpieza. Dejamos a Ángel diciendo que lo peor de la casa no es que la gente no limpie, no, lo peor es que el personal hace un par de cosas y se encarga de que todo el mundo se entere, y nos vamos al jardín.
Arturo anuncia que " como me saquen antes que al florero (Melani)", va al plató todos los jueves, con gafas de sol y si le preguntan algo dirá: "no quiero contestar".
"Yo soy quien soy", dice Arturo, y dice bien, porque yo trato de no ser quien soy y resulta muy confuso. Además, añade, " hago las cosas como vienen", aunque dada incapacidad para la reflexión, le define mejor la frase: "vienen las cosas y las hago". Y es que, amigos, "Melani es un folorero", "No pinta nada aquí". Y Hans se pone ontológico y precisa: "Es un cuerpo sin alma", porque es un dualista, amigos. Dicho sea en el dualista sentido de la palabra, lógicamente.
En la cocina, el Club Azul recoge. Maricarol se va a dormir.

3.00 h: Hans, Tatiana, Saray y Arturo hablan tranquilamente. Por fin. Pasan por el arco Ndani, el vocabulario de Tatiana, el zumbador que ha fabricado Yali y terminan pensando en pedirle al súper que deje a los Ndanis llevarse el cochinillo.

3.10 h: Saray se ha llevado un "chasco con Ángel". No se posiciona. Hans está de acuerdo en lo del chasco y añade que Ángel "va a por Arturo", que se le nota, que te lo digo yo, mujer.
Hans se pone en modo maruja y cuenta un conversación que tuvo con Ángel: "después me dio una brasaaaa". ¿Se le quedó dando vueltas en la cabeza? pregunta Saray, y Hans hace el gesto maruja por excelencia. Dice: "Hoooombre" mientras asiente lévemente con la cabeza. Es el gesto que hace mi abuela después de contarte que la del cuarto tira el aceite por la ventana: "Lo que yo te diga", y asentimiento.
Hans, digno él, cortó al Maestro Zen: "Eso se llama pose". Ángel les critica por hablar de Lis, cuando es él quien saca el tema, hombre, ¿De qué va? Que él lo ve todo, "que está en el centro. Que él es ecuánime" y que "nosotros" nos dejamos llevar por los grupos. "Anda yaaa".
Aparece Tatiana corriendo, en brote. Se sube al sofá y anuncia que Arturo e Indhira están en el baño de Toscano. Aparece el dueño del baño y nos lo explica más gráficamente: "Picha pelo, picha pelo [...] Le está haciendo una paja".

3.20 h: Se une Laura. Saray explica que ha "hablado con Arturo"(x4) y "le he dicho a la cara"(x3) que la reconciliación entre Arturo e Indhira viene "porque se acerca el jueves"(x2). El resto lo mismo que hemos contado antes.
Carrusel del realizador que tras pasar 20 segundos por cada habitación nos devuelve al jardín. Saray está volviendo a decirle a Arturo, en presencia de testigos, que "he llegado a pensar" que la reconciliación era para salvarse el culo (total acumulado: x4).
Arturo, ese hombre, ha descubierto los secretos del zumbador de Yali. Entusiamos pre-adolescente. Hans tira un par de viajes: Arturo no ha conseguido sacar un ruido del instrumento, "ha sido un eructo", o: "Arturo, no es por nada, pero no pareces muy inteligente ahí emocionado tirando de la cuerdecita".
Mejor juzguen ustedes:

¿Por encima de la media?

3.30 h: En el dormitorio colorado, Melani le está pintando florecitas en las uñas de Indhira.
¿Sabes lo que te digo?
Toscano se está cortando el pelo, y entra papi Hans: "¿Pero no habías dicho que no te ibas a cortar el pelo hasta mañana?" y se lleva a Toscano al baño para que se vea mejor.

3.40 h: Y también hace de mamá, comentando con el chiquillo los trasquilones, señalando escaleras... "muy bien. Mejor". Sólo falta que le de un bocata de mortadela, que es hora de merendar.

3.50 h: Tatiana entra irrumpe en el baño. Inmediatamente pregunta "¿Lo de arriba te lo vas a dejar así?" y se pone a dar consejos. Saray también ha entrado. Le viene a anunciar a Hans que le va a decir a Gerardo que: "entierro el hacha de guerra". Hans contesta: "¡Una mierda!". Sale del baño, cierra la puerta, y nos quedamos con el zumbido de la maquinilla eléctrica.
Hans vuelve: "Tienes el pelo igual que un hermano mío". Fíjate, qué cosas.
Nos vamos al dormitorio colorao. Saray cuenta ahora a Indhira que ella pensó que la reconciliación se debe a que Arturo quiere salvarse el culo (total acumulado: x5). Por la misma regla de tres podemos empezar a sospechar que está constante insistencia de Saray por decir las cosas a la cara se debe a que quiere ir de clara y honesta.

4.00 h: Cocina. De todos los nominados, prefiere que salga Indhira, insiste Tatiana: "a ver si se va de una puñetera vez". Por otra parte, Melani ha comentado que Tatiana está celosa del acercamiento de la canaria a Indhira. Tatiana lo niega, por supuesto. Claro que por el volumen, el tono, la velocidad y la insistencia en repetirlo cualquiera diría que sí, que está celosa. Pero mucho. Pero claro, es Melani, que tiene "cosas de niña chica". Fuera no serían amigas. Sin embargo Indhira y Melani sí, que son unas pijas, todo el día preocupadas por: "ay, mis amistades, mis conocidos. ¿Qué me pongo? ¿Vamos en tú coche o en el mío?". Pero sigue.... A Saray le da por ponerse a fregar y Tatiana le pide que lo deje: "le toca a Mel", pero Saray contesta que Melani le ha dicho que mañana va a "estar el día entero haciéndose la maleta".
¿Sabes lo que te digo?
Tatiana, fiel a su carácter delirante y aleatorio, anuncia que de ser así, se lía a patadas con la maleta. Hombre ya.
Y sigue Pony Pocket: Hans le ha cortado el pelo a Toscano como "en los tiempos de antes" y se establece un pequeño pero delicioso debate sobre gustos capilares.

Gran Hermano 24h volverá a las 8.30 con José Viruete. Buenas noches.

Calendario

Prev Septiembre 2014 Next
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30

Ver todos

Etiquetas