Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El mejor sumiller de habanos de España

Tuve el honor de presidir el jurado del 8º Concurso Nacional de Cata de Cigarros HabanoSommelier. Se ha celebrado en Logroño y han participado quince sumilleres de restaurantes de toda España. Tras una complicada prueba teórica, sólo cinco pasaron a la final, entre ellos, una mujer. El ganador, que va a representar a España en el Campeonato del mundo de sumilleres de habanos que se celebra en La Habana en el marco del XI Festival del habano, ha sido el catalán Arnau Marco, sumiller del restaurante barcelonés “Racó d’en Cesc”.
Pasado el filtro de la prueba teórica, Arnau-que ya ganó este mismo concurso hace dos años- se tuvo que someter al examen práctico. No es nada fácil. El aspirante al título tiene que enfrentarse durante veinte minutos a una dura simulación. Ante el resto de aspirantes y el jurado, tiene que demostrar sus aptitudes y su conocimiento ante una pareja de figurantes. Se supone que han terminado de cenar y se trata de invitarles a un cigarro habano y al mejor licor que pueden tomar con arreglo al cigarro que han elegido. Los miembros del jurado tuvimos que valorar su saber estar y sus conocimientos a la hora de sugerir el mejor cigarro. Puntuar el encendido, el corte y los licores elegidos para maridar con el cigarro. Arnau estuvo espléndido. Luego me confesó que ha dado hasta clases de interpretación para concursar. Me sorprendieron sus conocimientos sobre los cigarros elegidos, un H. Upmann Mágnum 50 y un Hoyo de Monterrey Epicure Especial, que ya os digo que he adoptado como mi cigarro para el futuro. Para maridarlos eligió un Oloroso Viejo de Jerez 1819 y un fabuloso Ron Zacapa de cien años. Soberbio fue el encendido de los cigarros, con madera de cedro y el corte, con el mejor instrumento posible la tijera. Una delicia verle actuar con tanta profesionalidad. Aquí podéis ver varias secuencias de la prueba.

Arnau Marco quedó por delante del sevillano José Joaquín Cortes, del grupo de restaurantes “Modesto” y Marc Font, del “Celler de Can Roca”.
¡Que nervios!. Que mal lo pasaron los concursantes y cuanto sufrí con la tensión del momento. Reconozco que no valgo para juez.
Aquí os dejo el reportaje que emitimos en Informativos Telecinco fin de semana: