Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una charla en prisión

olmo-10.jpg
Necesito que quede claro que no tengo ningún empeño en decir a los fumadores lo que tienen que hacer. Ninguno.
No sabéis cómo me aburre eso! Sólo lo hago con las personas que quiero mucho...
Me impliqué en esto porque en la casa de 'Gran Hermano' se vivían situaciones tan dantescas cuando se les acababa el tabaco que pusimos en marcha dos campañas, "Apaga y vámonos" y "Apaga y bésame" que algunos recordaréis, para ayudar a los que quisieran dejarlo.
Cientos de personas "se quitaron" de la mano del programa y de la Asociación Española contra el Cáncer. Muchos habrán vuelto y seguramente algunos de ellos fuman con sentido de culpa que es mayor desgracia todavía.
En 'Diario de...' denunciamos a las tabaqueras por fabricar los cigarrillos con sustancias que provocaban la máxima adicción, por introducir en la sociedad mensajes que beneficiaban la imagen del tabaco. Por mentir en definitiva.
Tanta información que ahora tenemos pero que durante años hemos desconocido me ha hecho ser radical, sí, y qué?
Soy radical en defender que cualquier lugar público, cualquiera, llegue a ser espacio sin humo.
Os recuerdo que hasta hace muy poco los lugares de trabajo eran espacios llenos de humo; eso ahora, gracias a la ley, ya no ocurre.
Habréis escuchado como yo que sería impensable volver a la anterior situación. ¿Tan difícil sería que ese ambiente limpio fuera posible en todos los sitios públicos sin que se sintiera nadie agredido?
Claro que hay otros asuntos muy importantes y que hay que tener paciencia para conseguir que cambie la ley pero... ¿por qué os enfadáis tanto?
Cambiando de tema, hoy dejo un mensaje y esta rama florida de almendro, para seis internos que me hicieron la semana pasada una entrevista en la cárcel.
Nunca me había ocurrido antes.
Rubén, Javier, David, Angel, Juan Carlos y Abilio, encerrados desde hace tiempo cumpliendo condenas en la prisión de 'Quatre Camins' en Granollers, Barcelona, prepararon sus preguntas y grabaron una entrevista que se publicará en la revista del centro penitenciario.
Siempre me ocurre igual: cuando te acercas a las personas y escuchas sus historias entiendes su desesperación. Alguno de ellos llevaba semanas sin hablar con nadie.
Aunque ese día las preguntas las hacían ellos, no logré reprimirme del todo y acabé sabiendo algo de sus vidas; cuántos interrogantes sin respuesta!
Casi no sabían lo que era un blog ni un DVD, como ellos mismos me dijeron, pero les mando desde aquí un abrazo que estoy segura de que su maestra, Charo, se lo hará llegar.
"¿Estás de acuerdo con la reinserción?" fue una de sus preguntas. ¿Qué diríais vosotr@s? ¿Y ellos?
Geminisdpchda, me duele tu comentario. El 11M todos los españoles os llevamos aún más cerca del corazón. Esa es la verdad, aunque no lo escribiera, pero si lo echaste de menos, te pido perdón.
Hay una mujer que desde su cama del hospital, sin esperanza, podría ser uno de los símbolos de vuestra herida abierta: Laura, 30 años, en estado vegetativo.
Pido que no le falte nunca nuestro cariño, que nunca os fallemos, que nunca olvidemos vuestro dolor, ese es mi deseo y mi compromiso. Te lo aseguro.