Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El cambio instantáneo le devuelve a Magdalena la sonrisa que había perdido

Magdalena necesita volver a preocuparse de sí misma. A sus 33 años, esta candidata se dedica a cuidar de sus dos hijos completamente sola, algo que no le deja tiempo para cuidarse y dedicarse tiempo para sentirse guapa. La vida de Magdalena no ha sido fácil, su marido se fue con su hermana dejando atrás a los hijos que ambos tenían de los cuales ella se encarga. Esta historia ha conseguido que los estilistas sientan que al rechazarla se han equivocado, por ello, le han hecho un cambio instantáneo que le ha devuelto la sonrisa que tanta falta le hacía. Magdalena no puede estar más guapa con su cambio, una inyección de autoestima para esta guerrera.