Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevo caso: "No eres el padre de mi hijo"

Javier y María Jesús se han separado después de 10 años de matrimonio y ahora ella quiere irse a vivir a Londres y llevarse allí al hijo que hasta este momento Javier creía que tenían en común. A raíz de la discusión por el futuro residencial del niño, el demandante se ha enterado de que no es su verdadero padre.
Javier, el demandante: " Estuve diez años casado con esta señora, llevamos un año divorciados, tenemos un hijo en común que se llama Mateo y yo lo adoro y el problema es que ella hace muy poco tiempo me dijo que se va a ir a vivir a Inglaterra y que se lleva al niño con ella. Y como eso no me gustó me contestó que en realidad yo no soy el padre del niño. He venido aquí primero, para evitar que se lo lleve porque quiero verle todos los días de mi vida,segundo,para que se reconozca que soy su papá de verdad aunque no sea su padre biológico y tercero y poniéndome en el peor de los casos para establecer un régimen de visitas si finalmente se lleva a al niño a Londres".
María Jesús, la demandada: "Vengo aquí para defenderme porque creo que tengo el derecho de hacer con mi vida y con la vida de mi hijo lo que yo crea conveniente ya que únicamente soy yo la madre, él no es el verdadero padre y quiero que se me reconozca a mí como su única tutora. Yo le fui infiel en un determinado momento y fue un error, incluso pensé en detener el embarazo pero al final todo siguió hacia adelante. Ahora ya sabe la verdad y yo quiero poder hacer con mi vida lo que yo quiera". 
El veredicto de Isabel Winkels
La letrada, una vez tomada la decisión, se ha dirigido a Javier, el padre demandante:" Dado que la madre no impide esta relación voy a dejar que ustedes mismos lleguen a un acuerdo en las visitas pero como mínimo Javier tendrá derecho a pasar un fin de semana al mes con Mateo y le corresponderan la mitad de las vacaciones de Navidad, de Semana Santa y la mitad de las de verano.María Jesús permitirá también un contacto telefónico regular".