Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Crónica) CAI Zaragoza y Baloncesto Sevilla se estrenan con victoria

El CAI Zaragoza y el Baloncesto Sevilla han comenzado este miércoles con buen pie la fase de grupos de la Eurocup, la segunda competición continental, después de imponerse al Paris Levallois (77-76) y al Ewe Baskets Oldenburg (77-85), respectivamente.
El conjunto aragonés, pese a jugar en casa, fue quién más problemas tuvo para amarrar el triunfo. El CAI necesitó sufrir hasta el último segundo para firmar un buen debut ante el Paris Levallois, un equipo que dio mucha guerra debido al acierto de Blake Schilb, el mejor en los galos, autor de 17 puntos.
Pero el CAI llegó con los deberes hechos al momento decisivo del encuentro, sobre todo cuando --antes del descanso-- pudo aumentar la distancia con su rival. Stevan Jelovac y Marcus Landry fueron vitales para los zaragozanos, con 15 puntos cada uno. También destacó Chris Goulding con 13 unidades.
Por su parte, el Baloncesto Sevilla tuvo menos problemas para conseguir el triunfo en su visita al EWE Baskets Oldenburg (77-85) en un choque que quedó casi sentenciado en el tiempo de descanso (+10 para los andaluces). A partir de ahí, los alemanes fueron renunciando a la victoria a medida que pasaron los minutos.
El equipo de Scott Roth, que por fin pudo ejercer de técnico en el banquillo sevillano, contaron con una sensacional versión de Álex Urtasun, que concluyó con 16 puntos, de igual manera que Radicevic, que consiguió un espectacular 3 de 3 en los lanzamientos desde el perímetro y un total de 10.
En el tramo final del encuentro, el Sevilla aguantó bien las ofensivas de los germanos, lideradas por el pívot serbio Nemanja Aleksandrov, que acabó el partido con 22 puntos y 6 rebotes. Aún así, los locales nunca dieron la sensación de poder ajustar las diferencias y sellaron su primera derrota del curso.