Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Krstic cree que España "es ahora la fuerza europea que fue Yugoslavia"

El pívot del Efes turco y capitán de la selección de Serbia, Nenad Krstic, situó a España como una de las grandes favoritas al oro en la Copa del Mundo, apuntando que el combinado anfitrión es en la actualidad la "fuerza europea" que fue en su momento la extinta Yugoslavia.
Los yugoslavos fueron uno de las grandes dominadores del baloncesto continental y atesoran en su país cinco títulos mundiales, un oro olímpico y ocho campeonatos de Europa, pero desde su paso como Serbia, el único logro destacable fue la plata continental de 2009, tras caer en la final frente a España.
"La generación de Djordjevic siempre será complicada de igualar", indicó Krstic, en relación al equipo en el que el actual seleccionador serbio era uno de los líderes junto a jugadores como Dejan Bodiroga o Pedrag Danilovic. "El éxito de aquel grupo tuvo su origen en un país compuesto de seis naciones, las cuales son todas una ahora", recordó.
El exjugador del CSKA apuntó que otros combinados europeos "han mejorado". "Sus progresos nos dificultan ganar incluso alguna medalla ocasionalmente, dejando en soledad una sucesión de honores que todo un país daba por concedidos en el pasado", lamentó.
"España tiene una línea de producción de talentos mundiales que han hecho de su transición casi sin interrupciones cuando sus jugadores veteranos se retiren. Son la fuerza en Europa que fue Yugoslavia y los favoritos a ganar la Copa del Mundo junto a los Estados Unidos", sentenció.
Por su parte, Aleksandr Djordjevic también fue claro en este tema. "Nuestros resultados como país independiente han convertido en difícil que nos sentimas como candidatos a medalla en cualquier torneo, aunque ese tiene que ser nuestro objetivo en el Mundobasket", advirtió, subrayando que los éxitos de antaño "son historia" y que "no es momento para rememorarlos".