Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Laso: "Es un reto y una responsabilidad jugar la Final Four en Madrid"

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, ha reconocido que "es un reto y una responsabilidad jugar la 'Final Four' en Madrid", después de perder la final de la Euroliga el año pasado en "una temporada fantástica" a pesar de sucumbir también en la Liga Endesa, página que quiere pasar sintiendo la "misma ilusión del primer día" al inicio de su cuarta temporada y "encantado" con la plantilla que tiene.
"La presión de ganar la Euroliga la tienes siempre, no solo este año. Es verdad que para nosotros es un reto y una responsabilidad jugar la 'Final Four' en Madrid. ¿Y eso qué significa? ¿Qué puedo perder la Liga? ¿Que puedo perder la Copa? No. Parece que estamos pensando en Madrid 2015 y no sabemos lo difícil que es llegar a la 'Final Four'. Lo difícil que es el camino te impide pensar en lo que puede pasar en abril", apuntó Laso ante la prensa durante el día de atención a medios programado por la Euroliga.
El técnico reivindicó que "la temporada pasada fue fantástica en muchos aspectos". "Conseguimos un 90 por ciento de victoria, conseguimos dos títulos y algo que el Madrid no había logrado en los últimos veinte años: llegar a las cuatro finales. El sabor que te queda casi siempre es la final, perdimos la final de Liga porque el Barcelona fue mejor", resumió.
Ahora, su equipo vuelve a la carga después "una pretemporada que suele ser atípica por la llegadas de los jugadores internacionales", pero que "este año ha rozado lo imposible". "Hemos tenido nueves jugadores que han disputado el Mundial y esto nos ha obligado a competir en la Supercopa con tres entrenamientos. Pero estoy contento porque todos han venido bien físicamente, entre comillas", desgranó un Laso que dijo no sentirse "sorprendido por lo bien que salió la Supercopa".
"Si juntáramos los 80 minutos, nos costó al principio, normal contra un Valencia que había trabajado junto toda la pretemporada. Mantuvimos esa buena línea en la final y trajimos un título que era importante para demostrar que el equipo quiere competir desde el primer día", argumentó.
Respecto a los nuevos fichajes, recordó que K.C.Rivers "lleva toda la pretemporada y ha tenido tiempo para ver cómo se maneja el equipo", mientras que "los otros irán más poco a poco" porque "son gente que llega nueva y tiene que hacerse todo, hasta buscar una casa". "Todo tiene su proceso de acoplamiento, van muy bien y con buena predisposición", aclaró, antes de valorar al último en llegar, Gustavo Ayón.
"Fue uno de los mejores pívots de la competición en su último año en el Fuenlabrada. Su salto a la NBA ha sido extraños por equipos y lesiones, la sensación de que no se ha acoplado bien a la competición. Vuelve en muy buen momento personal, nos puede aportar muchas cosas y es muy versátil", analizó.
"Encantado" por la plantilla de la que dispone, Laso reconoció que Tremell Darden podía haber renovado con el club. "También me podéis preguntar por Draper, o por Begic... Al final no controlas lo que quiere hacer un jugador, si viene otro equipo y paga más dinero no puedes hacer nada. Igual que si tú no quiere que siga un jugador y tiene contrato", calibró.
"HA SIDO UN VERANO COMPLICADO".
A nivel personal, el alavés dijo sentirse "igual que el primer día", después de un verano en el que el Real Madrid descartó la renovación de sus dos ayudantes, Hugo López y Jota Cuspinera. "Tengo mucha ilusión, es sencillo porque amo este deporte y ha sido mi vida desde que soy muy crío. Ha sido un verano complicado, primero en lo personal por mi lesión, pero ahora mismo empezamos una nueva temporada con retos altísimos", añadió para pasar página.
"Cuando veo al equipo de EBA pienso en los jugadores que pueden llegar al primer equipo, aunque puede que yo ya no les entrene. Cuando trabajo para un club lo hago pensando que voy a estar toda mi vida en él. Esto es deporte profesional y sabes que muy difícil que alguien haga lo de Ferguson, pero la obligación de un entrenador es estar siempre preocupado por el equipo y su futuro. Estoy contento de empezar mi cuarto año en el Madrid, el equipo me ha dado mucho y yo espero haberle dado mucho al equipo y que nuestra relación siga siendo buena y productiva", deseó.
En cuanto al manejo de la plantilla, que esta temporada contará con 13 jugadores, Laso subrayó que se fija en "los entrenadores de fútbol y tienen todos los fines de semana la misma historia". En este sentido, reconoció que "muchas veces es jodido tener que descartar a algún jugador para un partido", pero que su "obligación como entrenador es manejar el equipo lo mejor posible".
Por último, el vitoriano explicó que ya está recuperado de la dolencia en el tendón de Aquiles que sufrió en la última final liguera. "Estoy bastante en bien después de tres meses de la lesión, bastante absurda para un entrenador. La recuperación ha ido muy bien y ya puedo caminar con normalidad. Para jugar no estoy, todavía me queda tiempo, pero estoy bastante recuperado de una lesión complicada", concluyó con humor.