Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las Palmas define un dispositivo especial de seguridad para el torneo

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha definido este martes, junto al resto de instituciones implicadas, el dispositivo especial de seguridad con motivo de la celebración de la Copa del Mundo de baloncesto en la isla para garantizar el normal desarrollo, tanto de los partidos como de los eventos que se celebrarán alrededor del torneo entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre.
En concreto, la Policía Local destinará 20 agentes que estarán dedicados en exclusiva a velar por la fluidez del tráfico tanto en el entorno del Gran Canaria Arena, como en los traslados de los equipos desde los hoteles donde se hospedan al Gran Canaria Arena, en concreto, desde el Hotel Santa Catalina, el Hotel Iberia y el NH Imperial Playa. A ello, se sumarán el resto de agentes que estén en el turno para participar en estas funciones.
Por su parte, el Servicio de Extinción de Incendios (SEIS), en coordinación con los responsables técnicos del Cabildo de Gran Canaria, se centrarán en la revisión y seguimiento posterior a los sistemas de extinción del Gran Canaria Arena, a lo que se unen 30 efectivos de Protección Civil, dedicados a colaborar principalmente en las tareas de entrada y desalojo de público del recinto deportivo, bajo mando de los responsables de seguridad de la Federación Española de Baloncesto (FEB) y del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), según informó el Ayuntamiento en nota de prensa.
En cuanto al dispositivo de Limpieza del Ayuntamiento, se activará entre el 28 de agosto y el 4 de septiembre, centrado en el barrio de Siete Palmas, Parque Santa Catalina, grandes áreas comerciales y zonas de interés turístico, ya que es donde está previsto que se incremente la afluencia de personas con motivo de este evento deportivo de carácter internacional.
En este sentido, los medios humanos que se dedicarán exclusivamente a la Copa del Mundo ascienden a 46 trabajadores, de los que tres serán mandos, cuatro conductores de brigada, tres conductores de baldeo, un conductor de recogida, 24 peones de barrido, seis peones de baldeo, dos operarios de recogida y tres operarios de primera de barredoras.
Asimismo, se habilitarán 14 medios mecánicos exclusivamente dedicados al torneo, en concreto, tres unidades ligeras, cuatro camiones brigada, tres camiones baldeadoras, tres barredoras y un recolector del servicio de recogida.
Además, se instalarán 50 contenedores de carga trasera sin tapa de 1000 litros de capacidad por toda la ciudad con el fin de facilitar el depósito de residuos. También, desde una semana antes del inicio del evento, los efectivos del Área de Limpieza acondicionarán todas las zonas donde se desarrollará el evento deportivo para que presenten su mejor estado.
REFUERZOS DE AUTOBUSES
Por otro lado, Guaguas Municipales realizará refuerzos para el partido amistoso entre Estados Unidos y Eslovenia, el 26 de agosto, así como para el resto desde dos horas antes del comienzo de los partidos.
Para ello, habrá una parada especial próxima a las puertas del Gran Canaria Arena, donde los autobuses, que tendrán el letrero de Servicio Especial, operarán con preferencia de paso en las vías accesorias sobre el resto de vehículos.
Asimismo, habilitará para el partido amistoso de Estados Unidos dos líneas especiales, desde el Parque de Santa Catalina y el Teatro, cada una con cuatro guaguas exclusivas que conectarán el Parque de Santa Catalina y el Teatro con el Gran Canaria Arena, dando servicio tanto a la Ciudad Baja como a Ciudad Alta.
Finalmente, durante la celebración de la Copa del Mundo en la isla, del 30 de agosto al 4 de septiembre, las conexiones con el Gran Canaria Arena también contarán con refuerzos especiales en los servicios de transporte desde distintos puntos de la ciudad, de tal forma que la empresa pública potenciará de forma especial sus líneas a la conclusión de los encuentros durante las sesiones de la tarde, para ofrecer cobertura a la demanda de transporte de los aficionados.