Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Scariolo: "No puedo concebir unos Juegos Olímpicos sin la selección española"

El seleccionador español de baloncesto, Sergio Scariolo, ha reconocido que existe "un punto de preocupación" por la posible exclusión de su equipo para Río 2016, debido al conflicto con la FIBA por el futuro de las competiciones europeas de clubes, pero ha aclarado que no puede "concebir unos Juegos Olímpicos sin la selección española" porque se han "ganado el derecho a estar ganando el Eurobasket" y que los propios jugadores ya le han dicho que "es imposible" que eso ocurra.
"No puedo concebir unos Juegos sin la selección española de baloncesto. Nos hemos ganado en la cancha el derecho a estar ganando el Eurobasket. Los que tienen que trabajar en esto lo están haciendo bien y confío mucho en que nuestra federación con su presidente, que tiene ganado un peso político importante a nivel internacional, pueda hacer bien su trabajo. Las autoridades que están por encima de la FEB también están en ello. Están las palabras tranquilizadores de Miguel Cardenal el otro día, que no admitía otra opción que disputarlos", dijo Scariolo ante la prensa, tras la presentación del acuerdo entre la Federación Española (FEB) y la cadena de restauración VIPS.
El seleccionador reconoció que "hay un punto de preocupación" en la selección por este conflicto, pero que ellos están "trabajando como si realmente no hubiese ninguna posibilidad" de que se produjera esta temida exclusión olímpica, teniendo en cuenta que "a veces las noticias se trasladan de una forma inadecuada, como pasó en este asunto".
"No hay ninguna sanción que nos excluya de los Juegos y ha habido seguramente una interpretación un poquito más dramática de lo que realmente había pasado. Yo he hablado con todos los jugadores y todos dicen que es imposible que nos excluyan, que no estemos en una competición que nos hemos ganado con nuestro esfuerzo", reiteró.
En este sentido, defendió que la FEB "se ha ganado durante años de éxito deportivo, político, organizativo y comercial un respeto y una credibilidad", añadiendo que le "tranquiliza que es un tema a dos voces", con "FIBA por un lado y FEB por otro". "No hay una gestión colectiva de un grupo de naciones que podría complicar las cosas. Me encuentro más tranquilo sabiendo que es una cuestión más particular entre ambas", zanjó al respecto.
"TENDRÉ QUE TOMAR DECISIONES DOLOROSAS"
Respecto a la composición de la plantilla que disputará los Juegos Olímpicos, al italiano se le preguntó por los jugadores NBA y recordó que "el único que sigue compitiendo es Serge Ibaka, ya que todos los demás están de vacaciones", caso de Marc Gasol, que lleva tres meses parado por su fractura en un pie.
"Marc está en una situación especial, está trabajando con mucha pasión y ganas para poder estar disponible y, obviamente, será una decisión de los médicos, suya y de su club. En esta situación somos más espectadores interesados que protagonistas. Por supuesto, ojalá pueda darnos su disponibilidad", deseó, antes de explicar que "los que ya han terminado están trabajando" en su preparación física.
"Calderón, Rubio, Mirotic, Pau Gasol... Están todos ya pasando del descanso puro a la recuperación, cada uno trabajando algún puntito de debilidad o de necesidad individual de fortalecer determinados puntos de su cuerpo para prevenir o arreglar algo que se había deteriorado durante el año. En principio todos están bien y con muchas ganas. Para los Juegos Olímpicos no hay ninguna duda, ninguna duda sobre la disponilibidad de los jugadores, nunca", se alegró.
Respecto a la posibilidad de incluir a jugadores invitados en la prelista de convocados, recordó que tiene "un abanico de posibilidades delante" y que "casi todas ellas ya están probadas con éxito" en anteriores veranos, aclarando que "no hay una fórmula absoluta que dé éxito cualquier año".
"Había cierto miedo a que el hecho de ganarse un sitio en la plantilla desestabilice. Creo que es buena la competencia, siempre y cuando todos tengan claro cuáles son sus opciones. Hay que ser directos y francos con los jugadores, todos tendrán claro cuáles son sus opciones y qué tendrán que hacer para estar. Tendré que tomar decisiones complicadas, a veces dolorosas, porque tendré que dejar fuera a gente que se merece estar casi como los que estarán. Esperamos ser lo más justos. Merecerían ir 17 ó 18, pero el bien colectivo siempre es el valor prioritario a la hora de tomar esta clase de decisiones", reflexionó.