Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vettel (Red Bull): "Todo el mundo está en una posición similar"

El piloto alemán de Red Bull, Sebastian Vettel, no está preocupado por el futuro del RB10, el nuevo monoplaza de la escudería, porque los problemas no sólo les afectan a ellos y se están extendiendo al resto de la parrilla tras la primera jornada de entrenamientos libres en el circuito de Jerez.
"Hicimos un total de tres vueltas este martes y así es muy difícil poder hacerse una idea de cómo es el nuevo coche", comentó el vigente campeón del mundo. "No estábamos muy listos esta mañana y las cosas tardaron un poco más de lo previsto en salir adelante", añadió Vettel.
Además, Red Bull decidió no ofrecer los tiempos del estreno de Vettel en una jornada en la que el resto de marcas también sufrieron contratiempos. Ferrari vio como su F14 T se paraba en la primera vuelta y Hamilton perdió el alerón de su Mercedes en un accidente que terminó sin consecuencias para el inglés.
"Por eso digo que no nos preocupa si tenemos en cuenta la cantidad de problemas que ha tenido el resto de equipos. Todo el mundo está en una posición similar. Nosotros quisimos evaluar el coche, pero hoy fue imposible. Todavía queda mucho trabajo por hacer", espetó en declaraciones facilitadas por su equipo.
"Incluso sin tener referencias del trabajo en pista, tenemos mucho trabajo por hacer", añadió el germano, que diferenció varias características clave en relación al pasado curso. "El motor de estos nuevos coches es obviamente muy diferente a lo que hemos tenido en el pasado", apuntó.
"Aún así, esas pocas vueltas nos han servido mucho para sacar información. Nos han dado una gran cantidad de datos y han servido para valorar como positivo este primer día. Sabemos que es un viaje de descubrimiento para todos y que nos tomará tiempo saber muy bien dónde estamos", aseveró el de Red Bull.
Vettel, que regresará este miércoles al circuito jerezano, sabe que la lluvia prevista para mañana no afectará a las pruebas. "En principio no debería suponer un problema. Estamos ante un gran cambio para todos los equipos, incluidos nosotros mismos. Es difícil tener cualquier expectativa", sentenció.
"Lo más importante es que nos vayamos de aquí habiendo entendido un poco mejor el coche y construyendo sobre eso. Las expectativas, como digo, son bastante bajas, pero a la vez sabemos que tenemos un buen monoplaza", finalizó Vettel, quién no se olvidó de las gloriosas temporadas que ha vivido de forma reciente.