Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Antiviolencia sanciona con 60.000 euros al individuo que incendió una vivienda con una bengala en Cádiz

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte ha acordado proponer una sanción muy grave de 60.001 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un período de 5 años a un aficionado que lanzó una bengala e incendió una bengala en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).
Con motivo del partido de 'play-off' de ascenso a Segunda División B entre Atlético Sanluqueño y C.D. Cerceda, dicho individuo lanzó una bengala en exterior del estadio que impactó contra la persiana de una vivienda cercana provocando un incendio que se propagó por el interior de la vivienda donde se encontraban varias personas.
Los agentes policiales procedieron de inmediato a entrar en el inmueble que estaba lleno de humo, para poner a salvo a dos personas, e intentar sacar a una tercera que se encontraba impedida en una habitación.
Además, el lanzamiento de esta bengala impactó previamente en la cara de un menor provocándole importantes heridas en el rostro y teniendo que actuar de urgencia los servicios sanitarios que le trasladaron de inmediato al hospital. Gracias a la colaboración ciudadana, los agentes de la Policía identificaron en el interior del recinto deportivo al autor del lanzamiento de la bengala.
Por otra parte, Antiviolencia ha propuesto una sanción más de 4.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por un período de 12 meses a un aficionado más identificado del equipo local (de un total de 15 identificados locales y visitantes y propuestos para sanción en esta temporada 2015-16), que participó en una brutal pelea entre aficiones rivales por las calles de Bilbao con motivo de la celebración del partido Athletic Club-Olympique de Marsella.
En esta pelea, además de insultar gravemente y amenazar a los aficionados del equipo visitante, algunos de ellos llevaban barras de hierro y otros objetos contundentes que utilizaron para agredir a los hinchas del equipo visitante. Durante esta una reyerta se provocaron además números destrozos en el mobiliario urbano tirando vallas en la calle, volcando contenedores y causando daños en varios vehículos estacionados, se lanzaron bengalas botellas de vidrio y otros objetos, y se agredió violentamente a un policía.