Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Beto se despide del Sevilla agradecido de "vivir esta época dorada"

El portugués António Alberto Bastos 'Beto' se ha querido despedir este martes del Sevilla FC, club que dejará tras vivir "intensamente" los tres años y medio en los que ha estado y en los que ha tenido "la suerte de vivir esta época dorada".
"En estos tres años y medio, que he vivido intensamente, y con toda la fuerza y pasión con la que siempre ejerzo mi profesión, dejándome hasta la última gota de sudor, he vivido momentos buenos, muy buenos y otros malos", dijo Beto en su carta de despedida publicada en la web del Sevilla.
Además, el guardameta manifestó que ha tenido la "inmensa suerte de vivir esta época dorada" del conjunto andaluz, en la que ha disfrutado de la consecución de tres Europa League consecutivas y con las que suma un total de cuatro en su carrera deportiva. "Ni que decir tiene que de la que guardo mejores recuerdos es de la primera, en la que tuve la oportunidad de aportar mi granito de arena en eliminatorias inolvidables", apuntó.
De este modo, el luso explicó que es "un día triste" para él y de esos que "nunca quieres pensar que tiene que llegar". "En el mercado de invierno de la temporada 2013 llegué al Sevilla FC, y desde que me puse bajo los tres palos del Vicente Calderón, al día siguiente de aterrizar, supe que mi paso por este gran club no sería una etapa más de mi vida", indicó.
Sin embargo, Beto también destacó que no todos los momentos han sido buenos, sino que también hubo "malos" y que 2015 fue "muy complicado" porque "llegaron las lesiones" que le habían "respetado" durante toda su carrera y que en el Sevilla "se conjuraron para venir una tras otra".
"Hay dos fechas nefastas por encima de las demás, el 5 de febrero de 2015, cuando sufrí una luxación en el hombro que me mantuvo apartado de los terrenos de juego más de dos meses, y por la que estuve a punto de ser intervenido, y el 13 de septiembre, donde después de empezar la temporada jugando como titular, un esguince de rodilla me volvió a apartar de los terrenos por un periodo demasiado prolongado", prosiguió.
Finalmente, Beto agradeció su apoyo a todos los integrantes del club, a sus compañeros, a la prensa, a la ciudad de Sevilla y a la afición, de la que destacó que es "la mejor del mundo". "Llevaré al Sevilla FC y a Sevilla siempre en mi corazón, como digo siempre: no puedo ser sevillano, pero sí puedo ser sevillista", concluyó.