Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Real Madrid recorta con lo justo

Espanyol - Real Madridtelecinco.es

El Real Madrid cumplió expediente en Cornellá-El Prat superando (0-1) al Espanyol gracias a un gol de Pepe en la segunda mitad con el cual los de Carlo Ancelotti suman tres puntos que le permiten quedarse a solo tres de Barcelona y Atlético de Madrid.

Después del enfrentamiento directo este sábado entre culés y rojiblancos en el Vicente Calderón, saldado con un empate a cero, el conjunto blanco no dejó escapar la oportunidad de meterse de lleno en la pelea por asaltar el liderato. El Madrid no firmó un gran encuentro, pero sí cumplió con su obligación ante un Espanyol que tampoco complicó mucho la vida a su rival.
Los de Javier Aguirre, quien vio el partido desde la grada por su sanción, fueron de menos a más. Comenzaron fuertes, presionando a los de Ancelotti y rondando con peligro la portería de un Diego López finalmente titular tras superar su virus estomacal. Stuani la tuvo clara en los primeros minutos y el Madrid no lograba sacar la pelota de su campo con intención y claridad.
El buen hacer de los locales se fue desvaneciendo y el Madrid poco a poco se hizo con las riendas del partido. Benzemá generó peligro, Modric trabajó como siempre y con poco las llegadas de los visitantes comenzaban a crear peligro. Los madridistas aguantaron el tipo, también con un Di María voluntarioso dispuesto a redimirse y colocado en el centro del campo, pero el marcador no se movió al descanso.
Lo que costó en los primeros 45 minutos, no lo hizo tanto en la segunda mitad. El Madrid de nuevo salió tranquilo pero en la primera que tuvo, en el minuto 54, encontró la red rival. Pepe, solo, remató a gol un centro de falta botado por Modric. A partir de ahí, el duelo volvió a ser un ida y vuelta pero con aún menos sentido que en la primera parte.
Sin un dominador claro, el Madrid se valió de su mayor calidad para generar buenas ocasiones para sentenciar. Ronaldo, que este lunes se perfila como favorito a ganar el Balón de Oro, no estuvo fino, como en los últimos partidos, y desperdició buenas ocasiones para evitar la incertidumbre de los últimos minutos.
Aún así, el Espanyol apenas existió en ataque en la segunda parte, echando de menos a Sergio García, y no llegó a poner problemas a un Madrid que con lo justo sumó una victoria vital para acechar a Barcelona y Atlético, y cerrar la primera vuelta con buen sabor de boca.