Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FIFA autoriza a Kosovo a jugar amistosos de clubes e internacionales con asociaciones miembro

La FIFA comunicó este lunes que la Federación de Fútbol de Kosovo (FFK) tiene derecho a disputar partidos de amistosos con selecciones y clubes de otras federaciones que sí sean asociaciones miembro del máximo organismo mundial.
La FIFA señaló que esta propuesta "se trasladó al Comité de Urgencia de la FIFA" tras la reunión mantenida en su sede el pasado 10 de enero por Tomislav Karadzic, presidente de la Asociación de Fútbol de Serbia, y Fadil Vokrri, presidente de la Federación de Fútbol de Kosovo
El organismo, de todos modos, indicó una serie de requisitos para la celebración de estos partidos como que "los clubes y selecciones de la FFK no estarán autorizados a exhibir símbolos nacionales ni se interpretará himno nacional alguno". "No obstante, podrán llevar o exhibir uniformes o equipamiento donde se pueda leer el nombre de 'Kosovo', así como el símbolo de una estrella del tamaño de la letra 'o' en 'Kosovo'", aclaró.
Igualmente, recordó que estos clubes y selecciones "no podrán disputar partidos oficiales ni clasificatorios mientras que la FFK no sea miembro de la FIFA" ni "contra clubes y selecciones de los países integrantes de la extinta Yugoslavia hasta nuevo aviso".
En cambio, podrán disputar amistosos en su territorio, "siempre que se informe a la FIFA por escrito 21 días antes de la fecha del partido". "Por su parte, la FIFA deberá informar a la Asociación de Fútbol de Serbia al respecto", advierte, dejando claro que "en caso de incumplimiento del acuerdo, se notificará a la FIFA y este quedará anulado de manera automática".
"La decisión adoptada por el Comité de Urgencia de la FIFA representa un gran estímulo para el desarrollo del fútbol en Kosovo y, una vez más, confirma el extraordinario poder que tiene nuestro deporte para unir a la gente", declaró al respecto el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.