Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía de Bruselas investiga a la liga de fútbol belga por supuestas infracciones fiscales

Las autoridades belgas investigan presuntas irregularidades en las prácticas fiscales de la liga de fútbol belga, conocida como Pro League, según ha informado este martes la Fiscalía de Bruselas en un comunicado.
Aunque la Inspección Especial de Impuestos (ISI por sus siglas en francés) alertó en marzo de este año sobre las presuntas irregularidades, la Fiscalía no ha informado hasta ahora sobre este caso, después de que varios medios adelantaran un registro en las oficinas de un asistente judicial, en el que la policía federal se ha incautado de varios discos duros cuya información va a ser examinada.
La investigación judicial, ha añadido la Fiscalía de Bruselas, tiene por objeto confirmar estas infracciones por parte de la Pro League.
Según ha publicado el diario belga 'L'Echo', los investigadores policiales se han hecho con datos financieros "estratégicos" y de contabilidad de la Pro League y de la Unión belga de fútbol Profesional, que la primera organización consideraba "confidenciales" y se negaba a aportar al fiscal del caso.
De hecho, según este medio, la ISI intentó incautarse de una serie de documentos y ordenadores en un registro a la sede de la Unión belga de fútbol profesional en marzo del año pasado.
Además, 'L'Echo' apunta que la sección financiera del ministerio público busca "poner luz" sobre las informaciones aportadas de la Inspección Especial de Impuestos tanto sobre la Unión belga de fútbol profesional como sobre la Pro League, la "cúpula" de los clubes profesionales del país.
Así, añade que la investigación sospecha que algunas compañías fueron creadas con el único objetivo de evitar el pago de impuestos en Bélgica, entre otras formas, a través de Luxemburgo.