Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Generalitat insta a que los organizadores de eventos que paguen por tener Metro a "horas absurdas"

Puig: "No tengo ninguna intención de que los Mossos actúen contra 'estelades"
El conseller de Interior de la Generalitat, Felip Puig, ha instado este viernes a que los organizadores de grandes eventos, como los clubes de fútbol, sean quienes sufraguen los costes de disponer de un servicio de Metro a "horas absurdas", después de que los seguidores del FC Barcelona-Real Madrid --entre ellos numerosos turistas-- no tuvieran servicio al terminar el partido.
En rueda de prensa, el conseller ha asegurado que "allí donde hay beneficio, debe estudiarse cobrar los costes públicos", como en este caso serían los 30.000 euros que cuesta mantener el metro abierto durante una hora más, ha dicho, en lo que se ha puesto en sintonía con el Ayuntamiento de Barcelona.
Para el conseller, las organizaciones que programan actividades a partir de ciertas horas, como las 22.30 horas, lo hacen porque obtienen así mayor beneficio, por lo que no deberían tener ningún problema en afrontar el pago de determinado servicio público: "Si no quieren pagar los 30.000 euros, que lo hagan antes".
El conseller ha lamentado que, si bien existe la cultura de pagar por el uso de las infraestructuras públicas, no se dé lo mismo cuando se trata de la gestión de grandes acontecimientos.
'ESTELADA' EN CASA DE PUIG.
Sobre la reciente prohibición de la entrada de 'estelades' a los estadios de fútbol, el conseller ha sostenido: "No tengo ninguna intención de que los Mossos d'Esquadra actúen contra 'estelades" (banderas independentistas catalanas).
Según el conseller no aparece en ningún lugar que las banderas independentistas "fomenten actitudes contra las que hay que actuar". Con esto, ha apuntado irónicamente que espera que nadie vaya a su casa, donde ha confesado tener "alguna" 'estelada' colgada.