Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lavín cree que la situación de WGA demuestra que no ir a la ampliación de capital fue una "oportunidad perdida"

El presidente del Racing considera que la dimisión del Consejo no tendría otra consecuencia que el nombramiento de otro nuevo por WGA
El presidente del Racing, Ángel Lavín, ha considerado este viernes que la situación actual de Western Gulf Advisory Sports Holding (WGA SH) y la destitución de Ahsan Ali Syed como administrador único de la empresa demuestra que no ir a la ampliación de capital del Club fue una "gran oportunidad perdida" para socios, aficionados y simpatizantes, que podrían "haberse hecho directamente con el control y haber nombrado a sus propios consejeros sin necesidad de intermediarios".
En un comunicado, Lavín ha señalado que esa situación también corrobora que quienes pedían la dimisión del actual Consejo de Administración "parecían no entender que dicha dimisión no tendría otra consecuencia que el nombramiento por Western Gulf Advisory Sports Holding (WGA SH) --propietario del 98,9% del accionariado del Racing-- de otro nuevo".
"Ahora parece que, por fin, ha quedado claro", ha opinado el presidente del Club, que ha considerado que este acontecimiento --destitución de Syed de WGA y la administración judicial de ésta empresa para su liquidación-- también permite "apreciar" la última ampliación de capital con "perspectiva".
Además, Lavín ha asegurado que, en su día, ya afirmó que "si la ampliación no era cubierta, la tesorería se vería tan gravemente comprometida que la misma viabilidad de la empresa quedaría en entredicho".
También ha señalado que, en el pasado mes de octubre, recibió "muchos consejos proclives a la liquidación inmediata". "Sin embargo, decidí seguir luchando contra viento y marea porque creía en el entrenador que fiché y en los jugadores que había contratado y en seguir buscando un futuro para el Racing", ha añadido.
Así, el presidente de la entidad verdiblanca se ha congratulado de que, en estos momentos, el Racing sea líder de la "modesta categoría" en la que compite, Segunda División B; esté en cuartos de final de la Copa del Rey; y "sobre todo" del "clima excepcional de comunión e ilusión" que se ha creado entre la afición y el equipo.
A pesar de ello, ha señalado que el Racing tiene que hacer frente a "deudas millonarias" que, aunque "heredadas de otras épocas", tienen que "pagarse ahora sin remisión ni aplazamiento, asfixiando la liquidez e impidiendo incluso los pagos más urgentes".
En este punto, ha acusado al presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, de "boicotear" el proceso de ampliación de capital del Club con "sospechas de amaños y apuestas" por lo que "retuvo durante meses el dinero del Racing"; a la Agencia Tributaria, de una "voracidad sin límite espoleada por la LFP; y al acreedor privado que "no pasó por el concurso porque tenía su crédito supuestamente garantizado, cuando no era así".
Todas estas circunstancias conforman la situación actual del Racing y que le obliga a, "hoy más que nunca", vivir "partido a partido", ha recalcado.
En su comunicado, Lavín también se ha sumado a los "buenos deseos" expresados por los responsables políticos y regionales de que se realice una transición pacífica en el Consejo de Administración del Club santanderino, aunque ha considerado que hay que "anteponer" a ello el cumplimiento de la legalidad.