Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mel (Betis) asegura que sus jugadores tienen "ganas de cortar la racha negativa" y "reivindicarse" en el campo

El técnico del Betis, Pepe Mel, ha declarado este miércoles, en la previa del partido ante el Espanyol de este jueves, que sus jugadores tienen "ganas de cortar la racha negativa" que llevan de cuatro derrotas consecutivas, además de "reivindicarse" en el terreno de juego tras los malos resultados.
Por eso mismo, señaló que espera que los futbolistas de la primera plantilla verdiblanca rindan al mejor nivel ante los 'periquitos'. "Cuando uno pierde el último partido siempre se tiene ganas del siguiente. Que sea entre semana nos viene bien. Vamos a hacer todo lo posible para que el Betis logre el mejor puesto posible en la clasificación", destacó.
Para ello, el madrileño reseñó que ha estado preparando a sus jugadores para corregir los fallos defensivos cometidos, que han provocado que el Betis haya perdido tantos puntos en las pasadas jornadas.
"Es verdad que llegamos tarde a zonas de presión. En estas sesiones hemos intentado corregir esos fallos. La presión de San Mamés --donde el Betis brilló a gran altura-- se ha perdido un poco y, por ello, queremos recuperarla porque si no, los de atrás están vendidos", dijo.
Sin embargo, advirtió que no se debe pensar en una modificación del sistema. "La presión no se ha hecho bien. Si van diez jugadores pero otros dos llegan tarde, le das al rival más tiempo para poner el balón donde quiere. Me gustaría que se diferenciara entre táctica y sistema. Vamos a cambiar las zonas de presión, el sistema se sigue empleando el mismo", afirmó.
Mel cree que sus hombres no han tenido suerte en estos últimos encuentros ligueros saldados con derrotas. "A nosotros nos ayudan los resultados. Lo que sabemos es que, salvo el Madrid, no hemos sido inferiores a ningún equipo contra los que hemos perdido", señaló.
Por eso mismo, espera que sus pupilos no se confíen en los encuentros venideros. "Los futbolistas no se pueden relajar porque tenemos 12 puntos, y nos quedan por lo menos 34 más para salvarnos", recordó.
PETICIÓN DE CALMA
Con todo ello, el preparador verdiblanco sugirió calma a la afición bética en estos momentos de incertidumbre. "Nos ha costado llegar con el Betis a dónde estamos ahora. Hablo de calma, tranquilidad y unión porque después de todo lo que ha pasado seguimos estando a 7 puntos de no lograr nuestro objetivo", señaló.
En este punto, apostó por reencontrarse con el triunfo en las visitas a Cornellá y El Sardinero. "Nosotros ahora mismo nos da igual dónde juguemos. Tenemos que arreglar las cosas que no nos están funcionando. Tenemos un objetivo claro, clarísimo, mantenernos en la Liga BBVA", aseguró.
Por último, el técnico señaló que puede haber cambios sustanciales en el once inicial de los próximos partidos, aunque no piensa que su equipo sea "un desastre" en el terreno de juego.
"Estoy muy satisfecho del equipo, pero hay cosas que ahora no hacemos como antes. Por eso vamos a cambiar la forma y si hay que cambiar futbolistas se hará. Tenemos una plantilla extensa y hemos jugado sólo 8 jornadas. Quedan 30 partidos para que se reivindiquen", concluyó.