Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neymar empieza la recuperación del pisotón recibido contra el Athletic

El jugador del FC Barcelona Neymar ha desvelado este jueves que ha empezado la recuperación del fuerte pisotón recibido en la jugada de su gol contra el Athletic Club, en el triunfo blaugrana (3-1) en la vuelta de los cuartos de final de la Copa del Rey, que en principio no le impedirá jugar el sábado en el Camp Nou contra el Atlético de Madrid, en un partido de Liga del que saldrá el nuevo líder de la competición.
Parece que no hay lesión alguna pero el jugador brasileño, que fue el mejor de los blaugranas el miércoles, no se ejercitó con sus compañeros sino que este jueves se quedó en las instalaciones médicas de la Ciutat Esportiva Joan Gamper para empezar esa recuperación de las molestias, según mostró él mismo en sus redes sociales.
Neymar, que marcó el tercer y definitivo gol del triunfo blaugrana ya en el descuento, sufrió en esa misma jugada un fuerte pisotón de San José que no le impidió marcar pero del que se quejó de forma ostensiva, visiblemente dolorido.
Por contra, el club blaugrana no dijo nada sobre el estado de forma de Neymar y se limitó a anunciar que los jugadores titulares anoche hicieron un suave trabajo de recuperación en el campo 2 de la Ciutat Esportiva. Mientras, el resto de jugadores se ejercitaron con normalidad con la vista puesta ya en un partido que decidirá provisionalmente el liderato.
Este jueves por la mañana, algunos miembros de la UEFA estuvieron en las instalaciones blaugranas para realizar un control antidopaje de sangre y orina a los jugadores del primer equipo Marc-André Ter Stegen, Gerard Piqué, Sergio Busquets, Andrés Iniesta, Luis Suárez, Marc Bartra, Jordi Alba, Sergi Roberto, Jérémy Mathieu y el propio Neymar.