Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Oporto se queda sin Copa en los penaltis

El Sporting de Braga conquistó este domingo la Copa de Portugal en la tanda de penaltis ante un Oporto que forzó la prórroga en los últimos 30 minutos después de ir perdiendo 0-2, una final en la que no pudo estrenar su nuevo palmarés un Iker Casillas que fue suplente.
El Oporto fue condenado por los errores en defensa y de un Hélton que sustituyó con poco acierto al guardameta español. Una mala salida suya propició el tanto a los 12 minutos de Rui Fonte. Ya en la segunda mitad, una mala transición atrás trajo el tanto de Josue.
El Braga puso contra las cuerda a un Oporto que buscaba consuelo en la Taça, después de quedarse en tercera posición en la pelea por el título liguero y fuera de la 'Champions' en la fase de grupos. Un doblete de Andre Silva, el segundo ya con el tiempo cumplido, dio al Oporto la opción de ganar su 21ª Copa en la prórroga.
El Oporto, que fue mejor pese a los errores, terminó hincando la rodilla en la tanda de penaltis, después de que la prórroga no moviera el marcador. Casillas animó a Helton pero los fallos de Herrera y Maxi dieron la Copa al Braga, equipo que el año pasado cedió en la final ante el Sporting de Lisboa precisamente en los penaltis.